Skip to main content

Seguro que has oído hablar del triptófano y de sus múltiples beneficios: prevenir el envejecimiento, combatir la inflamación, regular el apetito, mantener un estado de ánimo estable, conseguir un mayor bienestar y dormir mejor, entre otras muchas utilidades.

 

En “El Buen Dormir” no podíamos pasar por alto este componente, ya que puede influir notablemente en tu descanso. Sigue leyendo. Vamos a contarte cómo mejorar tus niveles de triptófano con la ingesta de determinados alimentos en tu día a día.

 

El triptófano es uno de los 20 aminoácidos esenciales que conforman nuestro código genético y desempeña un papel primordial para la síntesis de la melatonina (la hormona clave para regular los ciclos de sueño y vigilia, de modo que contribuye a dormir mejor), serotonina (conocida como la hormona de la felicidad) y vitamina B3. Aunque es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, éste no puede fabricar triptófano por sí mismo. Por eso, es de vital importancia integrarlo en nuestra dieta cotidiana.

 

¿Sabías que tener poca energía, dificultad para conciliar el sueño y mal humor son señales que indican que te falta este aminoácido?

A continuación, te contamos cuáles son los alimentos que no pueden faltar en tu despensa para conseguir unos buenos niveles de triptófano.

 

*Es importante señalar que el triptófano se encuentra normalmente en alimentos ricos en proteínas. Aunque la carne es a menudo una fuente clave de proteínas, también existen fuentes vegetarianas y veganas.

 

  • Pollo. Cuenta con proteínas de alto valor biológico, dado a su contenido en aminoácidos esenciales. Dentro de estos, destaca el triptófano.

 

  • Salmón. Se recomienda comer al menos dos porciones de pescado azul a la semana para proporcionar una dosis apropiada de triptófano a nuestro organismo.

 

  • Las verduras de hoja verde oscura, como las espinacas, son ricas en triptófano. Las espinacas también son ricas en hierro, que ayuda al cuerpo a producir glóbulos rojos sanos. Su falta en la dieta puede provocar anemia, poca energía o dificultad para respirar.

 

  • Huevos. Consumir de manera regular este alimento aumentará significativamente tus niveles de triptófano.

 

  • Leche. El grupo alimenticio de los lácteos aporta grandes cantidades de triptófano al organismo. La leche es uno de los que destaca, especialmente cuando se consume entera.

 

  • Soja. Tiene un alto índice proteico de calidad, fibra, vitaminas y minerales. Además, entre los aminoácidos que contiene se encuentra el triptófano.

 

  • Nueces. Son ricas en proteínas, grasas saludables y fibra. Comer nueces entre comidas puede ayudar a una persona a sentirse más llena por más tiempo.

 

  • Plátano. Es uno de los alimentos con más alto contenido en triptófano. Además, debido a su aporte proteico y minerales, como el potasio o el magnesio, es indispensable para el buen funcionamiento de los músculos.

 

  • Chocolate. Es otro de los alimentos ricos en triptófano que se puede incluir en la dieta para favorecer el buen ánimo. Lo ideal sería uno con un alto contenido de cacao (superior al 70%) y sin azúcares añadidos, ya que preserva mejor sus propiedades antioxidantes.

 

  • Cereales. Aumentan la secreción de insulina que favorece la transformación de triptófano en serotonina. Destaca especialmente la avena.

 

 

Recuerda que llevar una dieta equilibrada y practicar ejercicio de forma constante son hábitos imprescindibles para mejorar tu salud y tu descanso.

 

Sigue los consejos de “El Buen Dormir” y apuesta por tu bienestar y por tu calidad de vida. Y no olvides descargar nuestro Ebook “El Buen Dormir – Cómo la alimentación puede mejorar tu descanso” con las recetas del chef estrella Michelin Martín Berasategui.

 

 

dormir bien