Skip to main content

Si hay una decisión de pareja en la que las dos partes deben llegar a un acuerdo, esa es la elección de COLCHON MATRIMONIAL. Ésta no siempre es una tarea fácil. Por muchos aspectos comunes que haya como pareja, las necesidades individuales de descanso pueden ser diferentes.

 

Dormir bien es primordial para nuestra salud física y mental. Si a eso le sumamos el hecho de que un colchón tiene una durabilidad aproximada de unos diez años, caemos en la importancia de elegir un colchón matrimonial que se adapte a las necesidades y preferencias de las dos personas que van a hacer de él su lugar y templo de descanso cada día.

 

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones que deberíais tener en cuenta a la hora de comprar un colchón matrimonial.

 

Primer paso: decidir el tamaño de tu COLCHON MATRIMONIAL

El tamaño del colchón no solo dependerá de vuestras preferencias. También tendréis que tener en cuenta las dimensiones de la habitación en la que vaya a estar. No obstante, es necesario poder disfrutar de un espacio que favorezca la independencia de movimientos. Como ya sabréis, la medida mínima en colchones matrimoniales es de 135 centímetros pero, por si os sirve de guía, actualmente los colchones matrimoniales más demandados son los de 150 centímetros.

 

Imprescindible: la transpirabilidad

Dormir en pareja en las noches de invierno es para muchos el mejor remedio para evitar el frío. Y aunque no lo ponemos en duda, no podemos olvidarnos de los meses calurosos. Es aquí donde la transpirabilidad del colchón desempeña un papel fundamental, pues os ayudará a conseguir un mejor descanso para ambos y a cuidar la higiene.

 

También es importante tener en cuenta vuestra sensación térmica. Si os consideráis calurosos, los mejores modelos de colchones para vosotros serán los fabricados con muelles ensacados o viscogel. Si, por el contrario, sois más propensos a tener frío, el látex, la espuma o un colchón con cara de invierno serán las opciones más recomendables para vosotros.

 

Aspecto clave: la firmeza 

La firmeza es la característica del colchón responsable de hacernos sentir una mayor o menor sensación de rigidez. Este aspecto viene determinado por la sensación que experimentamos al tumbarnos sobre el colchón y la que experimentamos cuando ya hemos estado en él durante un tiempo.

El objetivo es conseguir que nuestra columna vertebral esté alineada correctamente durante las horas de sueño.

A la hora de elegir un colchón para dos, es necesario detenerse y dejarse asesorar para elegir un colchón con una firmeza adecuada, teniendo en cuenta aspectos como la complexión de las dos personas y el nivel de movimiento durante la noche. Que un colchón sea demasiado blando o demasiado duro influirá negativamente en la salud postural.

 

the senttix beds book

La edad influye

La edad afecta directamente a la firmeza que necesitamos para descansar en las mejores condiciones (si eres mayor de 50, echa un ojo a esta guía). Cuanto más jóvenes somos, mayor firmeza debe tener nuestro colchón. Los niños, por ejemplo, necesitan un colchón firme que ayude a cuidar su higiene postural. A medida que envejecemos, necesitamos un colchón más blando y que resulte más adaptable.

 

Independencia de lechos

¿Habías oído hablar de este concepto? Hace referencia a la capacidad que tiene el colchón para amortiguar los movimientos y no trasladarlos a la superficie del mismo. De este modo, tus movimientos no afectarán a la persona que está durmiendo a tu lado. Esto se traduce en un descanso mucho más confortable para ambos.

Para acentuar la independencia de lechos, es recomendable optar por un canapé rígido o una base tapizada, ya que los somieres de láminas pueden transmitir vibraciones emitidas por el colchón.

 

Colchones gemelos para un descanso individualizado

Estos colchones proporcionan una independencia de lechos total. Están formados por dos bloques distintos que se unen en el centro por velcros o cremalleras que quedan ocultos bajo la tapicería del colchón formando una única pieza. Este sistema permite seleccionar aspectos como los materiales o la firmeza del colchón de manera individual y acorde a las preferencias de cada uno.

 

 

 

No podemos hablaros de una fórmula que indique cuál será el mejor COLCHON MATRIMONIAL para vosotros, y tampoco es algo que vayáis a descubrir navegando por Internet. La mejor opción, sin duda, es que visitéis cualquiera de nuestras tiendas Senttix para probar distintas opciones, comparar y dejaros asesorar por profesionales. ¡Os esperamos!