Skip to main content

El Buen Dormir también pasa por la comodidad y el bienestar que sentimos dentro de la cama. Hemos repetido muchas veces que la habitación debe ser un santuario. Es muy importante prestar atención a los pequeños detalles para que todo en el dormitorio esté alineado con el descanso saludable que buscamos.

El Instituto de Medicina del Sueño habla claramente de los efectos tan notables e inmediatos que sufrimos cuando no descansamos como es debido. El colchón, la almohada, son muy importantes, pero… ¿y la ropa de cama? Aunque no lo creas también tiene un papel fundamental en este entramado.

Aprende con este artículo cómo vestir tu cama para que se convierta en un oasis del descanso. Descubre todo lo que tienes que saber a la hora de elegir tu ropa de cama para asegurar una sensación íntima y especial al acostarte.

6 consejos Senttix para vestir la cama

A continuación, te dejamos unas indicaciones que debes tener en cuenta a la hora de elegir cómo vestir tu cama y por qué.

  1. La calidad de los tejidos es vital. Unos buenos tejidos harán que la cama luzca elegante y que la sensación de meterte en ella sea más agradable. Son importantes los materiales naturales para garantizar la suavidad y la durabilidad de las mismas. Lino, algodón, seda, sintéticos, microfibra… son sólo algunos de los materiales que puedes encontrar.

 

  1. Cuenta los hilos porque importan. Cuando hablamos de hilos, nos referimos al conteo de fibras que hay en una pulgada de tela y nos sirve para conocer la densidad del tejido. Las sábanas de 200 hilos son las más económicas, pero su calidad y durabilidad no son las mejores. En Senttix contamos con sábanas de algodón peinado de 500 hilos capaces de eliminar todas las impurezas de este producto. También le otorga más brillo natural, más volumen y una vida más duradera.

 

  1. Elige la ropa de cama que mejor se adapte al clima y a tu temperatura corporal. Obviamente, las sábanas y el edredón que uses también juegan un papel fundamental para regular tu temperatura corporal. Busca los materiales que mejor se ajusten a las condiciones del clima en el que te encuentras. Además, ten en cuenta si eres una persona friolera o más bien calurosa. Ajusta tu ropa de cama a tu temperatura corporal para no pasar ni frio ni calor mientras duermes y, en consecuencia, garantizar un buen descanso.

 

  1. Asegúrate de que tus sábanas te permitan respirar. No es ninguna tontería. Las sábanas deben de tener una cierta transpirabilidad si queremos dormir bien. En general, el algodón es el material que mejor garantiza esta propiedad, así como la absorción y evaporación de la humedad para que tu ropa de cama siempre esté en las mejores condiciones.

 

  1. Cambiar las sábanas al menos una vez cada semana. Es recomendable cambiar las sábanas con frecuencia, pues en éstas se almacenan una gran cantidad de bacterias, ácaros y otros organismos que pueden afectar a la calidad de nuestro descanso.

 

  1. Las sábanas blancas ¡las mejores! Es el color ideal para una cama. Te permite combinarlo con el resto de colores de tu dormitorio, es acogedor, transmite calma y serenidad, justo lo que necesitamos a la hora de dormir.

 

 

PASOS PARA DORMIR Y DESCANSAR

Cómo cuidar tus sábanas para que vivan más que tu colchón

La primera cosa a la que debemos prestar atención cuando hablamos de lavar prendas o telas es leer previamente la etiqueta. Las recomendaciones del fabricante siempre se deben de tener en cuenta, pues puede haber alguna propiedad específica que deba tenerse en cuanto a la hora de poner la lavadora.

Queremos remarcar que es importante lavar las sábanas con agua caliente, entre 40 y 60 grados. De este modo te aseguraras de eliminar todas las bacterias, ácaros y restos de suciedad. Una vez que acaba el lavado, sácalas lo antes posible para evitar que se arruguen de más y tiéndelas extendidas en el exterior. Se ha demostrado que el secado con incidencia directa del sol favorece la higiene de tu ropa de cama.

Selecciona un programa apto para las sábanas (búscalo en los programas de tu lavadora, que seguro que lo tienes), busca jabones neutros y dosifica con cuidado el suavizante.

En la medida de lo posible, evita el centrifugado. Este proceso separa las fibras y pueden romperse. Además, el algodón puede perder suavidad. Igualmente, evita la secadora. Es un paso que puedes esquivar y que es muy agresivo para las sábanas

Descubre cómo vestir tu cama con Senttix

En Senttix contamos con juegos de sábanas de algodón peinado 100% de 500 hilos formado por sábana encimera y fundas de almohada de color blanco. Estas características consiguen que nuestra ropa de cama tenga un brillo natural, sean más suaves y tengan un mayor volumen.

Cuando decimos que el algodón es peinado hacemos referencia a un proceso por el cual se eliminan todas las impurezas y las fibras cortas y medias, dejando solo las fibras más largas del algodón. Con todo esto se consigue una mayor transpirabilidad, absorción y evaporación de la humedad, además de obtener las mejores cualidades orgánicas.

Descubre más sobre nuestra colección de ropa de cama Poete, Pure y Plenius en nuestra web y descubre más sobre nuestra filosofía de El Buen Dormir.