Skip to main content

¿Ruido blanco? ¿Ruido rosa? ¿Los sonidos pueden ser de diferentes colores? Aunque lo parezca, no nos estamos refiriendo a un recurso literario. Podemos clasificar los sonidos en diferentes colores según su tipo de frecuencia.

¿Nunca has escuchado a nadie hablar del ruido rosa? Si quieres saber más, sigue leyendo este artículo.

¿Qué es el ruido rosa?

Los ruidos, al igual que ocurre con los sonidos, se clasifican por su longitud de onda, y a esta longitud se le asocia un determinado color. Así, podemos hablar de ruido azul, blanco, rosa, gris, etc. Cuando hablamos de ruido rosa, nos referimos a los sonidos que son audibles para los seres humanos (de 20 a 20.000 hertzios) cuya potencia por hertzios disminuye a medida que aumenta la frecuencia.

Aunque es muy similar al ruido blanco, un sonido constante y aleatorio, las frecuencias inferiores del ruido rosa son más fuertes y tienen más poder que las frecuencias más altas. Para que seas capaz de hacerte una idea auditiva, sería un sonido similar al de un piano o un órgano.

Características del ruido rosa

Con le propósito de que puedas entender mejor qué es el ruido rosa y reconocerlo en el ambiente. Te resumimos sus propiedades más significativas:

  • Contiene frecuencias audibles de entre 20 y 20.000 hertzios, por lo que se encuentra dentro del campo de sonidos del ser humano.
  • Su potencia por hertzio disminuye conforme aumenta su frecuencia.
  • Su densidad espectral decae tres decibelios por octava conforme aumenta la frecuencia.
  • El ruido sonaría como una fricativa, es decir, como si hiciéramos el sonido de una letra “f”.
  • Es un sonido grave que consigue integrarse en otros sonidos que se mueven en el mismo espectro.

¿Qué utilidades tiene este color de ruido?

Conoce todas las funcionalidades que tiene el sonido rosa en el día a día. Incluso, puedes utilizarlo en determinados momentos para sacarle mejor partido a actividades específicas. Algunas de ellas son:

Potenciar la concentración: Por todas las características que hemos mencionado anteriormente, el ruido rosa es capaz de enmascarar los sonidos de frecuencias bajas que hay en el fondo del ambiente. Al aislar los sonidos molestos o distractores, conseguimos concentrarnos más rápido y durante más tiempo, con el consecuente aumento de productividad.

Como elemento técnico: El ruido rosa es una herramienta habitual en determinados sectores. Es un elemento muy recurrente en la medición acústica en lugares cerrados y que permite a los profesionales saber dónde colocar los altavoces, de forma que se distribuya el sonido correctamente por toda la sala.

Aliado para conciliar el sueño: Esta utilidad hará que dejes de contar ovejitas. El ruido rosa ayuda a conciliar el sueño más rápido y conseguir un descanso más profundo por una simple cuestión neurológica. Las ondas del sonido del ruido rosa consiguen aumentar y mejorar la calidad del descanso de manera muy significativa.

Prevención de acúfenos: Es posible detectar y prevenir esta afectación auditiva con el ruido rosa. Los acúfenos son una percepción de ruido en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente exterior de sonido y sin que se registre una actividad vibratoria coclear, fenómeno que se produce ante un ruido exterior.

Potenciador de la memoria: Al igual que ayuda a concentrarse, también se ha demostrado que es capaz de estimular la memoria. Una combinación de ruido rosa y blanco te ayudará a tener mejores resultados en interacción cerebral y un mayor asentamiento de la memoria.

 

PASOS PARA DORMIR Y DESCANSAR

 

¿Cómo nos ayuda el sonido rosa a conseguir un Buen Dormir?

Los trastornos del sueño y las dificultades para dormir están cada vez más presentes entre la población. A pesar de existir técnicas de relajación para dormir, gominolas de melatonina y hábitos para garantizar la higiene del sueño, a veces sigue siendo imposible conciliar el sueño. El ruido rosa podría ser de gran ayuda en estos casos.

Parece increíble, pero estas ondas son capaces de sincronizarse con las ondas cerebrales y regularlas o disminuirlas ayudándote a conseguir un sueño reparador.

Un estudio realizado por Northwestern Medicine  han demostrado la capacidad de este tipo de sonidos para aumentar considerablemente el sueño profundo y mejorar la memoria, dada la estrecha relación que tiene el sueño y la memoria.

Algunos ejemplos de ruido rosa

Están muy presentes en los sistemas naturales. Son ruidos uniformes y planos, como podría ser el sonido de la lluvia, las olas del mar o el susurro de las hojas que caen.